Evangelicemos Juntos (Santiago Vanegas Cáceres)

"HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR. HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA".

Translate

Por María a Cristo en su segunda venida. ¡Maranatha! Ven Señor Jesús. ¡Oh Cielos!, lloved de lo alto ¡Oh nubes!, mandadnos al Santo. ¡Oh tierra!, ábrete tierra y brote el Salvador". Ven Señor Jesús, no tardes.AMÉN.

EL CORAZÓN DE MARÍA ES UNO SOLO EN CRISTO

SABIAS PALABRAS DE SAN MAXIMILIANO KOLBE

SABIAS PALABRAS DE SAN MAXIMILIANO KOLBE

"Lo que he empezado en Fátima, lo culminaré en Medjugorje. Mi corazón triunfará" (La Virgen María)

sábado, 13 de agosto de 2016

Pensamiento Católico: La Conversión de Alexis Carrel

Pensamiento Católico: La Conversión de Alexis Carrel:


Alexis Carrel, premio-Nobel de Medicina en 1913, fue uno de los sabios de la 

época, profesaba el agnosticismo. Llevado por la angustia metafísica del ser

escribió una obra que tituló La incógnita del hombre.


Corría el año de 1903, los milagros de Lourdes inquietan a Alexis, el cual decide ponerse al frente de un equipo médico, llevando en peregrinación a 300 enfermos. En el hospital de los Sept-Douleurs le piden que chequee a la paciente María Bailly que se encontraba grave. Después de auscultarla emitió su diagnóstico: “Peritonitis tuberculosa. Está en el último grado de caquexia. Puede vivir todavía algunos días, pero está perdida”.

La enfermera que la cuidaba le expresa el deseo de la enferma de ser llevada a la fuente milagrosa. Los médicos acceden y Carrel se ofrece a acompañarla. Cuando está saliendo del hospital le comenta a su compañero: “si esta se cura, me meteré de monje”.

Llegado al sitio, asombrado Carrel contempló la milagrosa curación: “estoy alucinado”. Todos los médicos la vuelven a examinar y el dictamen es unánime: “esta enferma está completamente curada, es indiscutible”.

En secreto, esa misma noche escribió en su cuaderno íntimo, esta confesión a la Virgen:
“Dulce Virgen, que socorréis a los desgraciados que os imploran humildemente, guardadme. Creo en Vos. Habéis querido responder a mis dudas por un esplendoroso milagro. No sé verlo y dudo todavía. Pero mi mayor deseo y el objetivo supremo de todas mis aspiraciones es creer, creer perdidamente, ciegamente, sin discutir ni criticar nunca más.
Vuestro nombre es más dulce que el sol de la mañana. Acoged al pecador inquieto, de corazón agitado y de frente arrugada, que se agota persiguiendo quimeras. Bajo los consejos profundos y duros de mi orgullo yace un sueño, desgraciadamente sepultado todavía, el más seductor de todos los sueños, el de creer en Vos y amaros como os aman los monjes de alma blanca”.

Cerca de morir hizo la siguiente profesión de Fe:“Quiero creer y creo todo lo que la Iglesia católica quiere que creamos. Y no experimento en ello ninguna dificultad, ya que no encuentro ninguna oposición real con los datos reales de la ciencia”.

El libro que escribió antes de morir, “La Conducta en la vida”, demuestra un cambio radical en su pensamiento:
“Y la Madre de Dios bendecía con su presencia innumerables lugares”.

Después de su muerte apareció su libro “El viaje a Lourdes”.

Santiago Vanegas Cáceres
Extraído de: "Reina Señora y Madre"
El libro Reina Señora y Madre lo puedes descargar digitalizado del siguiente link:

No hay comentarios:

Publicar un comentario