domingo, 14 de agosto de 2016

MENSAJE A LA FAMILIA EN MEDJUGORJE (12/agosto/2016)
"Queridos hijos, también hoy los invito a la perseverancia en la oración. Oren, queridos hijos, en particular por la perseverancia en la oración familiar. Hoy oro junto a ustedes por la familia. Deseo, queridos hijos, la santidad en la familia, para que haya más familias santas que oren y vivan las palabras de mi Hijo y los mensajes que les doy. ¡Gracias, queridos hijos, por haber respondido también hoy a mi llamada!”
“Vayan en paz, queridos hijos míos.”»

sábado, 13 de agosto de 2016

Pensamiento Católico: La Conversión de Alexis Carrel

Pensamiento Católico: La Conversión de Alexis Carrel:


Alexis Carrel, premio-Nobel de Medicina en 1913, fue uno de los sabios de la 

época, profesaba el agnosticismo. Llevado por la angustia metafísica del ser

escribió una obra que tituló La incógnita del hombre.


Corría el año de 1903, los milagros de Lourdes inquietan a Alexis, el cual decide ponerse al frente de un equipo médico, llevando en peregrinación a 300 enfermos. En el hospital de los Sept-Douleurs le piden que chequee a la paciente María Bailly que se encontraba grave. Después de auscultarla emitió su diagnóstico: “Peritonitis tuberculosa. Está en el último grado de caquexia. Puede vivir todavía algunos días, pero está perdida”.

La enfermera que la cuidaba le expresa el deseo de la enferma de ser llevada a la fuente milagrosa. Los médicos acceden y Carrel se ofrece a acompañarla. Cuando está saliendo del hospital le comenta a su compañero: “si esta se cura, me meteré de monje”.

Llegado al sitio, asombrado Carrel contempló la milagrosa curación: “estoy alucinado”. Todos los médicos la vuelven a examinar y el dictamen es unánime: “esta enferma está completamente curada, es indiscutible”.

En secreto, esa misma noche escribió en su cuaderno íntimo, esta confesión a la Virgen:
“Dulce Virgen, que socorréis a los desgraciados que os imploran humildemente, guardadme. Creo en Vos. Habéis querido responder a mis dudas por un esplendoroso milagro. No sé verlo y dudo todavía. Pero mi mayor deseo y el objetivo supremo de todas mis aspiraciones es creer, creer perdidamente, ciegamente, sin discutir ni criticar nunca más.
Vuestro nombre es más dulce que el sol de la mañana. Acoged al pecador inquieto, de corazón agitado y de frente arrugada, que se agota persiguiendo quimeras. Bajo los consejos profundos y duros de mi orgullo yace un sueño, desgraciadamente sepultado todavía, el más seductor de todos los sueños, el de creer en Vos y amaros como os aman los monjes de alma blanca”.

Cerca de morir hizo la siguiente profesión de Fe:“Quiero creer y creo todo lo que la Iglesia católica quiere que creamos. Y no experimento en ello ninguna dificultad, ya que no encuentro ninguna oposición real con los datos reales de la ciencia”.

El libro que escribió antes de morir, “La Conducta en la vida”, demuestra un cambio radical en su pensamiento:
“Y la Madre de Dios bendecía con su presencia innumerables lugares”.

Después de su muerte apareció su libro “El viaje a Lourdes”.

Santiago Vanegas Cáceres
Extraído de: "Reina Señora y Madre"
El libro Reina Señora y Madre lo puedes descargar digitalizado del siguiente link:

sábado, 26 de marzo de 2016

Nuestra Señora de los Dolores en su fiesta el 15 de septiembre

LA SOLEDAD DE MARÌA:
/ Fuente / libro Reina, Señora y Madre / Santiago Vanegas Cáceres http://www.idyanunciad.net/reina/

 LA SOLEDAD DE MARÍA 

El sábado Santo, la iglesia acompaña a la Santísima Virgen María, en su soledad. Su Hijo amado ya no está más con Ella. Ha muerto el Justo, el Hijo de sus entrañas, el primogénito de la creación. La tierra está vacía y un hondo pesar embarga su corazón. 

Los recuerdos la estremecen. Paso a paso ha vivido y ha contemplado la pasión de su Hijo, que ha sido un verdadero calvario, llena de atroces sufrimientos hasta su consumación en el Gólgota. Azotado y ultrajado, lo ha visto en la calle de la amargura cargando su propia cruz, con su cabeza cubierta de espinas y su rostro desfigurado, hasta contemplar su crucifixión, y  su cuerpo pendiendo de una cruz, sostenido por unos clavos que han lacerado sus pies y sus manos, y una lanza que le ha atravesado el costado hasta dejarlo bañado en su propia sangre y agua.

De un modo sublime, la Stabat Mater fue testigo de su terrible agonía en la cruz hasta escuchar sus últimas palabras (“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”), y recoger su último suspiro de vida. Y no solo esto ha visto la “Madre de Dios”, si no que con dolor y desolación ha contemplado su descendimiento de la cruz hasta retenerlo y acariciarlo en sus brazos... , y finalmente darle sepultura.
María ha sufrido en su corazón, todo lo que Cristo padeció en su cuerpo y con mucha razón se la llama la Madre de los Dolores, y se la invoca como la Reina de los Mártires. No hay quien la iguale en su dolor. Los Santos ven representada a la Virgen en las Escrituras, cuando el profeta le anuncia sobre el dolor que embargará su alma, sin que nadie la pueda consolar en su quebranto:
¿A quién te compararé? ¿A quién te asemejaré, hija de Jerusalén?¿Quién te podrá salvar y consolar, virgen hija de Sión? Grande como el mar es tu quebranto: quién te podrá curar? (Lm 2, 13)
También Simeón, en el Nuevo Testamento, profetiza cuando le dice:
¡Y a ti una espada te atravesará alma! A fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones (Lc 2, 35).
Respecto a la primera parte de esta profecía, Santa Catalina de Siena le dice a Jesús:
“Oh dulcísimo y amantísimo Amor, la lanzada que tú recibiste en el corazón es la espada que traspasó el corazón y alma de tu madre”.

Ciertamente, la Virgen María participó de los sufrimientos de Cristo, por eso la Iglesia la ha llamado y la sigue llamando “Corredentora de la Salvación”. La Iglesia también representa a la Virgen con siete puñales clavados en su corazón, que son los siete dolores que atravesaron su alma y traspasaron su corazón.

En este día Madre, consuelo de los afligidos ¿Quién calmará tus angustias? ¿Quién sanará tus dolores? ¿Quién mitigará tus penas? ¿Quién enjugará tus lágrimas? ¿Quién cambiará tu tristeza? Si te falta el amado.

San Juan de Ávila en uno de sus sermones sobre la Soledad de María, tomando un pasaje de las Escrituras (Rt 1, 20) interpreta e intenta poner en los labios de la Virgen su amargo lamento: 

“No me llaméis ya Noemí, dice la Virgen, que quiere decir hermosa; no me conviene ya ese vocablo, no es para mí ese nombre; más llamadme María, que quiere decir amarga, porque en gran manera me ha amargado el Omnipotente, porque entré llena y salgo vacía...”

Este día está dispuesto para contemplar sus dolores, para acompañarla y consolarla en su aflicción y tribulación que es más grande que las estrellas del cielo, que la arena del mar. “Grande como el mar es tu amargura, mar de amargura”. Feliz tú que compartiste tan gran redención. En este día juntémonos para llorar con Ella. Que las palabras del apóstol Pablo retumben en este día: “llorad con los que lloran” (Rm 12, 15), y en silencio compartamos su dolor, porque así fue su vida... un dolor en silencio. Nosotros somos los causantes de tan gran dolor, el inocente ha muerto por nuestros pecados. “La inocente Cordera” ha sido degollada. Todo se ha consumado. Este día, es un día de pesar e inmenso dolor.


sábado, 13 de febrero de 2016

El Papa Francisco en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en México, D.F.



El Papa Francisco en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en MÉXICO D.F.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

LAS ADVOCACIONES Y MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA EN SUS APARICIONES POR EL MUNDO ENTERO


1.531 “Yo soy la siempre Vírgen Santa María, Madre del verdadero Dios, Aquel por Quien vivimos, El Creador de personas, El Dueño de lo que está cerca y junto, del cielo y de la tierra”. (Guadalupe - México D.F.)
1.830 “Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti‟. La Medalla Milagrosa, (París - Francia) 
1846 “Yo estoy con vosotros y en vosotros, y que la fe sea siempre la luz que os ilumine los días de infortunio”. (La Salette - Francia,)
1858 “Yo Soy la Imaculada Concepción”. (Lourdes - Francia)
1871 “Yo soy la Madre de la Esperanza”. (Pontmain – Francia)
1876 “Yo soy toda Misericordiosa”. (Pellevoisin - Francia)
1917 “Yo soy la Virgen del Rosario”. (Fátima - Portugal)
1932 "¡Soy la Madre de Dios, La Reina del Cielo. Rezad siempre!". (Beaurain - Bélgica)
1933 “Yo soy la Virgen de los Pobres” “Creed en mí, yo creeré en vosotros”. (Banneux- Bélgica) 1945 “ Yo soy la Señora de todos los Pueblos”. (Amsterdam - Holanda)
1961 Yo, vuestra Madre, por intercesión del Arcángel San Miguel, os quiero decir que os emendéis”. (Garabandal – España)
1973 “Recen mucho las oraciones del Rosario”. (Akita - Japón)
1981 “Yo soy la Madre del Verbo”: "Hay que dejar de ir por dos caminos, es necesario seguir uno solo, el que lleva a Cristo". (Ruanda - África)
1981 “Yo soy la Madre de Dios y la Reina de la Paz”. (Medjugorje, Bosnia - Herzegovina)
1981 “Soy la Virgen Dolorosa: "Quiero que se construya en este lugar una capilla en honor de mi nombre. Que se venga a meditar la pasión de mi Hijo que está completamente olvidada”. (El Escorial, Madrid – España) . Recopilado por Santiago Vanegas Cáceres

¡DAYENÚ!: El Camino Neocatecumenal, un regalo, revelado por la Virgen María a Kiko Arguello.

Canciones de la Virgen María en You Tube

"Lo que he empezado en Fátima, lo culminaré en Medjugorje. Mi corazón triunfará" (La Virgen María)